Homenaje a monseñor Báez Laspiur, gran impulsor del paraje Difunta Correa

Báez Laspiur Difunta Correa

Este domingo domingo 28 de agosto, la Fundación Difunta Correa realizará un homenaje a monseñor Ricardo Báez Laspiur, uno de los grandes hacedores del paraje, en ocasión de un nuevo aniversario de su nacimiento. El encuentro se realizará en la plazoleta Presbítero Báez Laspiur y la Capilla Nuestra Señora del Carmen, del paraje.

Conocido como el “cura constructor” por la gran cantidad de obras que generó a lo largo de su vida en varias localidades de San Juan, Báez Laspiur nació el 21 de agosto de 1928. En 1963 fue nombrado párroco del templo de Cristo Rey de Caucete y fue el primer vicepresidente de la flamante Fundación Cementerio Vallecito, que luego presidió.

Báez Laspiur dio gran impulso al desarrollo del paraje como destino turístico y religioso, y entre las obras concretadas durante sus gestiones se encuentran la Capilla Nuestra Señora del Carmen, la Hostería, la Galería Comercial, la capilla para la donación de vestidos de novias y el edificio de la Escuela República del Paraguay.

Además, promovió una agrupación de comerciantes de Vallecito e impulsó la realización de las grandes peregrinaciones hacia el paraje que se registran hasta hoy.

Su tarea en el “Santuario Difunta Correa” marcó la segunda década de su sacerdocio; a las obras citadas hay que sumarle la ruta que lleva hoy al paraje, la estación de servicio, la llegada de la luz eléctrica, los camiones para el agua y la implementación del riego por goteo.

Creó y dirigió la revista Difunta Correa, de distribución nacional y a la que se accedía por suscripción; e incorporó el paraje a la Pastoral Nacional de Santuarios, en la que trabajó junto a los santuarios de Luján y San Cayetano.

Báez Laspiur fue un “cura obrero”, de la línea del Cura Brochero y el Padre Mujica, con gran compromiso social, que movilizaban mucha gente, por lo que se enfrentó a la dictadura militar y le costó su proscripción. En ese momento, la Iglesia declaró la excomunión de quien se acercara a la Difunta Correa.

Con la llegada de monseñor Ítalo Severino Di Stéfano como arzobispo en 1980, Báez Laspiur volvió a ser el “cura constructor” y se convirtió en la mano derecha de la nueva autoridad de la Iglesia en San Juan.

En 1999, creó la Fundación Di Stéfano, con la que prosiguió su tarea de constructor en Chimbas. Báez Laspiur falleció el 31 de marzo de 2005, a los 76 años.

Justamente la Fundación Di Stéfano fue invitada a participar de este homenaje, que comenzará a las 11 con un conversatorio sobre la obra de Báez Laspiur y exposición de filmes y fotos, luego será oficiada una misa en su honor y para finalizar, un almuerzo a la canasta entre ambas fundaciones.

La Difunta Correa invita a disfrutar de varias actividades

WhatsApp

WhatsApp prepara un cambio que podría no agradar a muchos

caerse de bicicleta

Un ladrón de 13 años y dos cómplices mataron a un docente