Consejos para prevenir las várices de las piernas

prevenir las várices de las piernas

Las várices no distinguen el sexo. Afectan tanto a mujeres como a hombres. Generalmente, se ubican en el sistema venoso superficial de las piernas y son la alteración venosa más común: más del 20% de la población mundial las padece.

Pero ¿qué son realmente? Se trata de venas que se dilatan de tal forma que pueden verse en relieve sobre la piel. Estos vasos inflamados suelen verse en un tono morado o azulado en la zona de la pantorrilla y la cara interna de las piernas.

¿Qué son las várices?

El flebólogo José Luis Ciucci (M.N. 49.473) explicó: “Las várices de los miembros inferiores son la dilatación/elongación de una vena con pérdida de la función. Tienen un gran componente genético, ya que no cualquiera puede desarrollarlas o tenerlas. Hay várices que son primarias y otras secundarias”.

  • Várices primarias: Son las que se originan directamente porque el paciente nace con una insuficiencia venosa por un trastorno valvular de la circulación venosa.
  • Várices secundarias: Aparecen a raíz de distintos eventos como, por ejemplo, el embarazo, una trombosis venosa profunda, una insuficiencia venosa crónica, cualquier signo de hipertensión venosa que genere un reflujo a nivel del sistema venoso, provocándolas.

En ese sentido, el especialista añadió: “La sangre que fluye por el sistema venoso superficial pasa al profundo por las venas perforantes. Cuando estas venas se enferman, hay un reflujo porque se transforman en vasos comunicantes y la sangre pasa de profundo a superficial, generando una hipertensión a nivel del sistema venoso superficial y, al no estar preparado, se dilata y las venas se elongan porque son más débiles. Ese reflujo genera lo que se llama un síndrome de hipertensión venosa, que lleva al paciente a tener esa sintomatología desagradable como pesadez, dolor, calambres nocturnos y edema de los miembros inferiores”.

Mover las piernas y evitar estar muchas horas parados pueden retrasar la aparición de várices. (Foto: Adobe Stock)
Mover las piernas y evitar estar muchas horas parados pueden retrasar la aparición de várices. (Foto: Adobe Stock)

El experto aclaró que hay distintos grados de várices: las telangiectasias (conocidas como arañitas), las reticulares y otras. “El mayor grado es la insuficiencia venosa crónica que se da por insuficiencia de las venas perforantes. Suelen tener un color de hoja seca y, en caso de evolucionar, se puede generar la úlcera venosa”.

Síntomas de las várices

El principal síntoma indicador de várices es la presencia de la várice visible en la pierna. Además, el afectado suele presentar los siguientes signos:

  • Hinchazón en los tobillos y los pies.
  • Pesadez y dolor en las piernas.
  • Picor en las piernas, sobre todo en la zona de los tobillos.
  • Calambres y punzadas en las piernas.

Causas de las várices

Las várices se producen cuando las venas no llevan correctamente la sangre al corazón. Esta se acumula en ellas y por eso se dilatan y se vuelven tortuosas.

Cuando las arterias y capilares envían la sangre rica en oxígeno del corazón a todo el cuerpo, esta debe pasar por las válvulas venosas y volver al corazón.

“A veces, las válvulas que deben dejar pasar la sangre y cerrarse a continuación para impedir que vuelva, se debilitan y pierden elasticidad. Este suceso provoca que las venas se llenen de sangre que no circula correctamente y se dilaten. Al dilatarse, estas venas se retuercen para caber en su espacio normal y se producen las várices”, precisó.

Recomendaciones para prevenir las várices

Ciucci explicó que “las várices pueden prevenirse haciendo una vida sana, con ejercicio y una buena actividad de los miembros inferiores, controlando la planta del pie, entre otras como el uso de medias de compresión graduadas, como en el caso de las embarazadas, para evitar así la hipertensión venosa y la dilatación por las hormonas”. Los consejos del especialista son:

  • Utilizar calzado anatómico.
  • Corregir la marcha.
  • Controlar la pisada del paciente, ya que el primer impulso de la sangre al corazón se hace por la zona venosa plantar.
  • Hacer actividad física activando la masa soleo gemelar.
  • No usar ropa ajustada.
  • Llevar una dieta sana.
  • Mantener el peso corporal.
  • Mantener las articulaciones de los miembros inferiores en forma flexible.
  • Usar medias de compresión graduada.

Tratamientos médicos para las várices

Respecto a los distintos tratamientos médicos, el especialista sostuvo: “Para la telangiectasia, lo mejor es el láser o la radiofrecuencia. Cuando el paciente tiene dolor, calambres, pesadez u hormigueos, la medicación también es clave. Para las várices, algunas escuelas utilizan láser, otras escleroterapia o métodos híbridos como ser la microcirugía, el láser endovascular o radiofrecuencia”.

Por último, concluyó: “Fundamentalmente lo que hay que hacer es la prevención de las várices y mantener el peso corporal. El sobrepeso y la obesidad no ayudan ya que todo lo que es compresión aumenta la presión venosa de los miembros inferiores y potencia la aparición de várices”.

Covid-19 en la Argentina: 10.614 contagios, un 46% menos que la semana pasada

pidió frenar el juicio por la causa Vialidad

El senador José Mayans pidió frenar el juicio por la causa Vialidad

Dos menores detenidos

Dos menores detenidos en un intento de robo