Murió un trabajador de McDonald’s al que dispararon por unas papas fritas

papas fritas
El lunes pasado, Matthew Webb, de 23 años, recibió un disparo en el cuello. Esto luego de mantener un altercado con un cliente que lo acusaba de haber entregado papas fritas frías.

Michael Morgan, de 20 años, concurrió al local de comidas rápidas de Nueva York al considerar que los empleados “se reían” del reclamo que había hecho su madre. Ella había encargado comida en el establecimiento.

Morgan llegó al local y comenzó una discusión con Webb. Ambos salieron a las puertas del restaurante y allí el joven golpeó al empleado en el rostro. Luego le disparó en el cuello con un arma de fuego. Webb fue trasladado a un nosocomio con muerte cerebral y este viernes falleció.

El sujeto sindicado como autor del disparo había sido acusado de intento de asesinato y posesión de armas, quien cuenta con un frondoso prontuario, ahora pasa a ser acusado de homicidio, según dijo la policía a los medios.

Leer más:

Pareja festejaba su aniversario de bodas y murió al ser alcanzada por un rayo

pitbull

Un pitbull mordió a una beba en la cara y le tuvieron que hacer 50 puntos

Clima

Así estará el tiempo este sábado en San Juan