Ya suman 13 los muertos por coronavirus en Argentina

Un médico traumatólogo de la ciudad de Cipoletti murió en la Clínica San Agustín de la ciudad de Neuquén. Había estado en España e Italia. Se llamaba Alejandro Passarelli.

A pesar de tener los síntomas propios del COVID-19, su diagnóstico resultó difícil de determinar porque en el primer análisis realizado por el Instituto Malbrán había dado negativo. Sin embargo, ante la persistencia del malestar, una segunda muestra resultó positiva.

“Q.E.P.D hermanito, #NoTengoConsuelo”  escribió su hermana en las redes sociales.

domingo de ramos

En San Juan, los curitas dan misas por Facebook y confiesan por teléfono

Capital: armados y con mucha plata arriba del remis