Quiso prender una lámpara y murió electrocutado

Este jueves un joven de 26 años falleció en Chimbas producto de la precaria conexión eléctrica de su casa. Se llamaba Rodolfo Sebastián Romero y había ido a darle de comer a sus animales.

La fatalidad ocurrió en la Villa San José, donde Romero vivía con su madre y un caballo. Anoche, fue hasta el fondo para darle de comer al animal y cuando agarró el cable de una lámpara para conectarla al tomacorriente cayó al suelo seco. Nada pudo hacer su madre que corrió hasta donde él estaba y lo encontró muerto.

La principal hipótesis de Bomberos es que el barro en el suelo y la precaria conexión eléctrica de su vivienda de adobe fueron fatales. Investiga personal de la Comisaría 26.

José Luis Gioja anticipó que en las elecciones en el PJ nacional habrá “una lista única”

Agarraron la pala: volcó un camión con cemento y se llevaron todo