Rivadavia: una familia casi muere incinerada por una falla eléctrica

Una familia del barrio Frondizi, en Rivadavia, se salvó este miércoles de morir incinerada. Todo ocurrió en horas de la siesta por un cortocircuito en la conexión eléctrica, que inició un incendio imposible de controlar.

La vivienda, según la Policía, pertenecía a Eduardo Ceballos, de años, que estaba junto a su pareja y su hijo en el interior cuando comenzaron las llamas

Fueron los vecinos los que ayudaron a controlar las llamas y permitió que la familia saliera de la casa antes de que fuera demasiado tarde. Mucho no pudieron hacer porque el fuego se propagó rápidamente y terminaron perdiendo todo lo que tenían.

Ceballos declaró a la Policía que las pérdidas fueron de un freezer con comida, 8 cajones de cerveza, un horno eléctrico, colchones, dos roperos llenos de ropa y otras pertenencias.

En el lugar trabajaron los Bomberos Voluntarios de Chimbas, que informaron que ninguno de los miembros de la familia terminó herido y no fueron hospitalizados.

Así entregaron viviendas en Rawson por la cuarentena

A falta de barbijo, cualquier porquería viene bien