Horóscopo del Sur: amor, dinero y número de la suerte

Bueno bueno, aquí vamos. Espero que a esta altura ya te hayas convencido que este horóscopo es el único que vale la pena. La pitonisa de este martes no se anda con chiquitas. Si te lo dice es porque te quiere y te cuida, para que no andes por ahí haciendo papelones. Aquí te va el horóscopo y número de la suerte para que, ahora que abrió la quiniela, puedas volver al vicio.

 

Aries: Se viene un martes con mucho bache para los arianos. Hay que planificar bien las soluciones ante esta realidad que se les presenta. Es un buen día para ponerle todo el huevo al área laboral y que sea un punto de partida. Un día de amor con alegría. Tu número de la suerte es el 50, el pan, con manteca siempre es más mejor.

Tauro: Taurinos a pronunciarse, bien ahí marcando la cancha. Basta de ser el gil del que todos se abusa, ponete firme. Se terminan ya mismo esos celos porque te estás perjudicando seriamente. A nada bueno los llevará. El esfuerzo siempre es válido. Hora de cambios. Tu número de la suerte es el 90, el miedo.

Géminis: Te piden y te piden porque tenés el sí fácil, poné un límite que te van a dejar hasta sin calzones. Lo primero siempre es preservarse. Recuerda siempre: primero yo, segundo yo, tercero yo. Dar desde lo genuino y de modo sentido. El amor en crecimiento. Tu número de la suerte es el 73, el hospital, mental de Zonda.

Cáncer: No hiciste nada productivo durante toda la cuarentena, y está bien. Cada uno hace lo mejor que puede, no te sientas mal por eso. Además, ¿qué ganás ahora que te entró el apuro? Vos fumá. Propónganse no dejarle ganar a esa presencia interior que los tira un poco abajo. Tu número de la suerte es el 57, el jorobado.

Leo: Te has metido en un flor de quilombo, ni yo puedo ayudarte a salir de esta pero confiá en tus instintos. Atento al cansancio que no es sólo físico. Libertad, responsabilidad y si te gusta el durazno, bancate la pelusa. Tu número de la suerte es el 10 la leche.

Virgo: El trabajo con ciertos momentos de tensión. Tratá de conectarte con imágenes bellas en tu mente, como ese último asadito con amigos, el último paseo en la Peatonal o la última vez que tomaste agua de los sapitos de la Plaza 25. Esos pensamientos te ayudan a sobrellevar el día. Asuntos del corazón con buenos propósitos. Tu número de la suerte es el 12, el soldado.

Libra: Los librianos sensibles y voladores. Van y vienen todo el tiempo, pero recordá que es martes, lindo día pa’ bañarte. Cierto aroma a nuevo se perfila en relaciones de pareja con años y las nuevas con bastante entusiasmo. Tu número de la suerte es el 23, la mariposa.

Escorpio: Escorpianos con una nueva visión en el área de sus actividades. Hay impulso interno suficiente como para poder proyectarse de manera creativa e innovadora. Razones del corazón como para poner punto final a ciertas cosas, corto mano corto fierro. Tu número de la suerte es el 39, la lluvia.

Sagitario: Muy seguros de sí, los sagitarianos tienen un día ideal para organizar sus trabajos en casa muy preparados para las situaciones en las que deban demostrar sus habilidades. Mejoran actitudes, se termina el conflicto y el drama. Hasta que te diste cuenta no? Tu número de la suerte es el 46, los tomates.

Capricornio: Aventureros y osados, pero ojo, tampoco tanto. Se vienen logros en el ámbito de las finanzas. Empiezan a florecer tus negocios. El amor para este martes viene confitado, que sería duro y pegajoso, lo dejo a tu criterio. Tu número de la suerte es el 85, la linterna.

Acuario: Conciencia de cambio, se nota la diferencia en esas dos bochas que te pusiste, mejor dejar de mentir, ya todos se dieron cuenta. Andan con impulso creativo e innovador. El amor es un refugio. Tu número de la suerte es el 27, el peine.

Piscis: Los piscianos andan enojados con alguien, mandan audios de whats app y después los borran. Pero tranquilos, se vienen mejorías en el plano económico. Apenas tengás unos morlacos, tratá de cancelar deudas. Corazones contentos. Tu número de la suerte es el 63, el casamiento.

 

Con estas caras, se hacían pasar por policías federales y hacían “operativos”

¡Oiga!: se calentó un vecino y mirá el cartel que puso en la puerta