La mujer que fue apuñalada en Rivadavia declaró y acusó a su pareja

Este martes finalmente declaró Patricia Garramuño, la mujer de 48 años que estuvo diez días al borde de la muerte de ser apuñalada por su propia pareja, Juan José Pelayes.

La Policía le tomó la denuncia a la víctima que había recibido puñaladas de parte de Pelayes y casi muere por una que le dio en el cuello, a la altura de la carótida.

Así, terminó de echar por tierra el testimonio de Pelayes, ahora detenido, que había dicho a la Policía que ambos se agredieron en una discusión.

Los investigadores nunca confiaron en la versión del hombre y las hijas de Patricia ya habían declarado complicando al jubilado. Según fuentes policiales, la mujer dijo que Pelayes era violento y que venía hostigándola desde el día anterior. El 10 de abril, en la vivienda que compartían en Rivadavia, el sujeto se levantó de madrugada y comenzó a increparla nuevamente. Luego la golpeó y con la navaja que siempre cargaba la apuñaló. Pelayes se autoagredió en un intento desesperado por engañar a los pesquisas pero no funcionó.

El violento deberá responder ante el juez por el delito de homicidio en grado de tentativa, agravado por su relación de convivencia y por violencia de género.

(Fuente: Tiempo de San Juan)

¡Wisky!: esta es la cara del coronavirus

¡No salimos más!: analizan extender la cuarentena hasta el 10 de mayo