Las cacerolas del egoísmo nunca podrán contra la unidad

La pandemia del coronavirus ha puesto en jaque al mundo entero. Los contagios ascienden a más de 3,5 millones y lo único claro hasta el momento es que aún no existe vacuna que la prevenga, ni medicamento que la cure. Por eso, la cuarentena y aislamiento social son las únicas medidas para mitigar esta enfermedad.

El Presidente Alberto Fernández es elogiado en el mundo por haber tomado las decisiones acertadas que han logrado disminuir  la curva de contagios y ganar tiempo informando a la población sobre formas de prevención.

También se pudo equipar  las áreas de salud a fin de hacer frente a un inminente pico de contagios. El gobierno nacional ha dado claras muestras de su capacidad para trabajar coordinadamente con expertos, referentes gubernamentales, ong’s, sindicatos y empresariado, para dar soluciones al golpe económico que implica mitigar la mortal enfermedad.

Sin embargo los sacrificios y esfuerzos que implican transitar y salir de esta grave crisis, no son compartidos por la derecha conservadora, que ya sabemos, no están dispuestos a resignar nada a favor del Pueblo. Una vez más el Macrismo y sus socios, los voceros mediáticos y el partido judicial, utilizan sus armas tradicionales: las cacerolas del egoísmo, la división y el odio.

Pero los argentinos ya vimos esta película, cuando durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se aplicaban políticas redistributivas en favor del pueblo, y a estos sectores concentrados  no les convenía.

Entonces, se les ocurrió desprestigiarla poniéndole el mote de dictadora, y ahora hacen algo similar con Alberto Fernández, cuestionando la única medida existente en el planeta capaz de protegernos del COVID 19: la cuarentena.

Es evidente que la descabellada y vacía de contenido “revolución de los barbijos” es lo menos que les importa a Macri y a sus socios, porque son los mismos sujetos que eliminaron el Ministerio de Salud, que nos endeudaron y nos estafaron dejando a millones de familias en la calle y a la buena de Dios.

Por eso, ante los intentos de infundir el miedo, instalar la mentira y confundir, el mejor ejercicio es la memoria, porque si hay algo que esta adversidad nos enseñó es que de ésta salimos con unidad y solidaridad, trabajando coordinadamente para poner de una vez por todas a Argentina de pie.

 

 

Lic. María Laura Rojas, Politóloga. Directora Área Desarrollo Socio – Cultural – CEDI, Centro de Estudios para el Desarrollo Inclusivo. Tel 264-5294492

Alberto Fernández: “Salir de la cuarentena ya es llevar a la muerte a miles de argentinos”

Horóscopo del Sur: Salud, dinero, amor y número de la suerte