Un cura entró al Penal para dar la misa del Jueves Santo

Este jueves, un cura sanjuanino, entró al Penal de Chimbas para darle misa de Jueves Santo a un grupo de internos. Se trata de los detenidos en el pabellón Espartanos, quienes participan de un programa para reinsertarse socialmente a través del rugby.

Eduardo Gutierrez Bonduel fue el sacerdote que brindó la misa y apoyo espiritual a los reclusos. Fue una ceremonia breve donde el cura confesó a los internos, realizó el tradicional rito de lavado de pies y dio una misa.

La pandemia de COVID-19 ha obligado a que los eventos religiosos masivos sean cancelados en todo el país para evitar la propagación del virus, lo que ha llevado a la curia a establecer nuevas formas para comunicarse con los fieles. Sin embargo, en San Juan sólo se ha registrado un caso positivo de coronavirus y en el Penal no hay casos sospechosos.

Confirman 99 nuevos casos de coronavirus y son 79 los muertos

Rivadavia: una violenta pelea de pareja terminó con los dos heridos y muy graves