Una buena entre tanta porquería: la chica que vende pancitos en Caucete recibió una bici

La semana pasada conocíamos la historia de Rocío Quiroga, una estudiante de maestra jardinera, de 20 años que sufrió el robo de la bici que usaba para repartir los pancitos que vende.

A 9 días del robo que la perjudicó gravemente, la joven puede volver a empezar, en su casa del barrio Nikizanga, Caucete.

Es que su bici un alma solidaria le donó una bici para que pueda volver a generar dinero para mantener a su pequeño hijo de 5 años.

“Gracias a la nota, mucha gente se comunicó con nosotros para aportarnos datos de dónde podrían estar las bicicletas”, relató Rocío a Telesol Diario.

“Uno de esos llamados fue de este chico, que se puso en contacto con nosotros y nos dijo que quería ayudarnos. Nos dijo que tenía una bicicleta para donar y sin ubicarse bien, se tomó el trabajo de venir desde Rivadavia hasta nuestra casa. Esto demuestra que aún hay gente de buen corazón. No sabía cómo agradecerle, así que le di a ese chico dos pastafloras que tenía y que no pudo vender por culpa del robo”, explicó muy emocionada.

Después del tremendo regalo que le hizo un sanjuanino, este miércoles, la Policía encontró la bici todoterreno del marido de la chica, que la usa para ir a trabajar como jornalero.

“Hace un rato fui por la comisaría y sí, era nuestra bicicleta, la todo terreno de mi marido. Los policías me dijeron que la encontraron en la Villa Palacio (Caucete)”, comentó la damnificada.

“No me esperaba que pasara todo esto. Estoy más que contenta y les agradezco a todos por ayudarnos. Ahora vamos a poder juntar un poquito de plata extra para poder pagar las cuentas y desde el lunes voy a poder salir de nuevo a vender”, dijo la chica antes de cortar para seguir cocinando sus pastafrolas y pancitos de leche.

Pocito: le prendieron fuego a una hectárea de campo y casi queman las casas

Hay 13 sanjuaninos sospechosos de tener coronavirus