Daiana Silva, de la lesión que casi la deja afuera al título más importante de su vida

Daiana, la reina del Cantoni.

Su vida es y será el hockey sobre patines. Una pasión que lleva de niña, cuando se puso los patines en Estudiantil. Tiene 32 años, jugó nada más y nada menos que “7” mundiales con Las Águilas. Ganó 3 y claro, éste último fue el más importante ante su público y su familia en el Cantoni. Y como si fuera poco la goleadora se despachó con dos golazos.

Un título que tiene un sabor especial y que no tiene comparación alguna. Se trata de la maestra de grado, que hoy juega en el Vilasana de España, Daiana Yanet Silva.

“Cuando el árbitro tocó el silbato fue una locura, no podía creerlo. Estaba cumpliendo el sueño de ganar mi primer mundial en mi país, en mi provincia y ante mi familia. Los festejos han sido muy lindos. La gente nos pedía fotos, que le firmáramos camisetas. Eso es algo que nunca lo vivimos. Fue el título más importante de mi carrera, porque fue en mi país y en mi provincia “, sostuvo aún emocionada la jugadora argentina.

Con apenas 17 años debutó con la camiseta Albiceleste. Jugó 7 mundiales y ganó 3 título con la Selección nacional.

“La verdad que es un título que se nos venia negando en varios mundiales. Trabajamos mucho para poder conseguirlo. Que se juegue en nuestra provincia fue una motivación y un sueño poder cumplirlo delante de toda la gente. Uno cuando le toca defender la Selección, en diferentes lugares no tenes a tu familia y ahora tener ahí en la tribuna fue lo máximo”, relató la ganadora del Olimpia de Plata en el 2016.

Pocos saben lo que tuvo que pasar Daiana en la previa del mundial. A días de arrancar la competencia sufrió una lesión en un entrenamiento y gracias a la magia del kinesiólogo pudo recuperarse.

“Me esguincé el tobillo y me rompí el ligamento en un entrenamiento en UPCN. Tenía entre 15 y 20 días de recuperación. Gracias al kinesiólogo Franco Chancay pude llegar. Él me ayudó con las rehabilitaciones en doble turno. Es más jugaba estribada, que es un vendaje compresivo como tipo yeso. Al principio los primeros días me costó adaptarme, el cual te lo inmoviliza. Pero las ganas de querer estar hizo que me adaptara rápido. La clave fue levantarme y no dejarme caer”, cuenta la ex hockista de UVT.

Daiana dejó el hockey un rato de lado y habló de su vida privada. De su profesión, de su otro hobby y su vida en España.

“Me recibí maestro de grado, terminé y justo me llamaron para ir a jugar a España. Hace tiempo que vivo acá, trabajo en una empresa de diseño en vinilos por las mañanas. Luego en las tardes entreno”.

“En cuanto a los deportes me gustan todo, pero en especial el fútbol. Veo todos los partidos, soy fanática de Messi. Todavía no tuve la suerte de conocer a Messi, pero pude ir varias veces al Camp Nou y verlo jugar cuando estaba en Barcelona”, contó la campeona del mundo y es jugadora del SEC.

Daiana aún no cae, sigue emocionada. Recuerdo cada momento del sábado 12 de noviembre como si fuera hoy. Difícil borrar esos recuerdo únicos. Todavía vuelan por su cabeza los dos goles que marcó en este mundial ante “Colombia y Alemania, imborrables”.

Su compañera, amiga y experimentada Adriana Gutiérrez se retiró de la Selección apenas levantó la copa. Y ¿qué hará Daiana?, “eso todavía no lo sé. Paso a paso, por lo menos este año 2023 seguirá jugando en la liga de acá que termina en junio. Después veré”, manifestó Daiana Silva, uno de las emblemas de Las Águilas.

Reapareció Cristina: discurso y ovación en el Día de la Militancia

Capital: Intentó robar un kiosco, se cayó del techo y huyó